viernes, agosto 16, 2013

¿Qué ha pasado? No sé, explícamelo tú. ¿Dónde han quedado todos esos 'te echo de menos'?, ¿dónde quedaron tus ganas de hablar conmigo?, ¿dónde has quedado tú? Tú. El de verdad, o puede que en ese momento hasta fueras el de mentira. Pero, ¿en serio? ¿En serio olvidas tan rápido?
Esos 'te quiero' ya no suenan igual... Ya no saben igual, ya no son sinceros. O puede que en el fondo sí. Por lo menos por mi parte.
¿Sabes? Me gustaría decirte tantas cosas. Me gustaría que con sólo mirarme me entendieras. Me encantaría tenerte. Puede que no te necesite aquí, pero te quiero aquí. Y te quiero tanto... Quiero que vuelvan las sonrisas. Quiero que vuelvan las lágrimas, pero las de felicidad. Quiero incrustarle de nuevo esa melodía cotidiana a mi vida, tu voz... Quiero que vuelvan esas ganas de volar... Y esa capacidad para sentirme capaz de ello. Quiero que estas cuatro paredes vuelvan a quedárseme pequeñas, y no que me queden gigantes, y me recuerden a cada segundo todas esas ilusiones rotas y perdidas.
Joder, quiero colgarme de ese puto reloj, y girar sus manecillas. Ese reloj llamado tiempo, llamado vida. Quiero volver a empezar, pero empezar contigo. Porque no sabes lo complicado que es ésto sin ti.
Ven. Dame fuerzas. Dame alas. Dame vida. Porque basta una sola mirada tuya para poder reemplazar el inútil latido de mi corazón. Necesito tu aire. Tu risa. Te necesito con tus cosas malas y con todas esas cosas buenas que eclipsan a las demás.
Necesito tu voz para sustituir a esos suspiros. Necesito tu gloria, necesito tu felicidad, para darle sentido a la mía. Te necesito, tío, y jode estar así.

2 comentarios:

Simplemente Yo dijo...

¡Holas :)
Entrada muy triste y bonita. Una de las situaciones más difíciles a las que nos tenemos que enfrentar es el perder a alguien que antes lo significaba todo. Es complicado decir adiós y continuar. Una parte de tu rutina deja de existir y ¿cómo seguir adelante? A veces es mejor dejar que termine. Cuando ya nada es igual, tal vez lo mejor sea intentar empezar de cero sin él. O luchar hasta agotar todas las posibilidades.
Besos,
Pensamientos de Adolescencia

María dijo...

Oi, muchas gracias jo. Exacto, hay que elegir, ¿no? Y yo creo que la mejor opción es la segunda. Un beso.

'no podemos remar en contra de nosotros mismos...'
'he cruzado océanos de tiempo para encontrarte'

;

  • "Las ventajas de ser un marginado"
  • "Bajo la misma estrella"
  • "Nunca seré tu héroe"
  • "Si tú me dices ven... Lo dejo todo, pero dime ven"
  • "El libro amarillo"
  • "Claudia"